6 acciones indispensables para motivar equipos durante el home office

 ¿Cómo puedes ayudar a tu gente a adaptarse al trabajo remoto y mantenerse motivado y comprometido con la empresa?

Difícilmente por muy comprobada eficiencia que tenga un software de Recursos Humanos podremos fomentar el compromiso de los empleados y elevar su participación durante el home office contando solo con las funcionalidades de un sistema. Hay que gestionar la experiencia, y en ese sentido he recopilado una serie de acciones que pueden elevar el employee engagement de tu equipo.

  1. Planifica reuniones semanales en línea

El home office es una modalidad de trabajo que puede llegar a ser bastante atractiva para ciertos empleados pero para otros no. Cuando la presencia física no es posible, puede perderse un poco la motivación y el compromiso hacia el trabajo.

Por suerte, la tecnología puede ayudarte a llevar estas reuniones semanales o diarias en línea con herramientas de videoconferencia. Estas reuniones no tienen por qué ser muy extensas, basta con 10 minutos cada mañana para resaltar las tareas más importantes del día antes de comenzar el trabajo y una hora a la semana para discutir con profundidad los avances de cada colaborador.

  1. Organiza actividades virtuales de trabajo en equipo

Un partido de futbol, karting o paintball entre colaboradores está más que descartado cuando se trabaja de forma remota. Pero esto no quiere decir que no puedas organizar actividades de trabajo en equipo para mantener el compromiso de empleados.

Hay varias cosas que puedes organizar para mantener en alto los niveles de compromiso de tu gente, como por ejemplo, sesiones virtuales de café donde estos se reúnan en línea para conversar sobre un tema de elección, cursos de cocina o de manualidades grupales en línea, etc.

Esto no solo podría alegrar el día a día de tu gente, sino que también les animará a reunirse, a interactuar con otras personas y mantenerse motivados aún cuando no puedan salir de casa.

  1. Anima a tus colaboradores a encender sus cámaras

Intenta evitar hacer reuniones en un entorno sin rostro cuando planifiques reuniones en equipo o de forma individual. Para llenar el vacío que no se ven a diario, promueve encender las cámaras web y ver cara a cara a tus colegas.

Esto puede ayudar a generar ese tipo de interacción humana que inevitablemente se pierde cuando se trabaja desde casa. Sin embargo, no fuerces a aquellos empleados que no estén interesados o no se sienten cómodos mostrándose por cámara web.

  1. Ofrece feedback

La actividad de recursos humanos es una de las que más se transforma cuando el trabajo se muda de la oficina a la casa de cada trabajador. Muchos pensarán que el área de recursos humanos queda prácticamente paralizada dedicándose pero la realidad es que aquí es cuando empieza el trabajo duro.

¿Cómo mantener el compromiso de los empleados aun cuando no puedes verles cara a cara? Además de preparar los pagos de nóminas, es importante brindarles apoyo diariamente ante cualquier duda o situación a través del contacto directo ya sea por teléfono, email o chat

Esto puede ayudar a obtener sus puntos de vista sobre cómo están encontrando la experiencia, qué es lo que más están disfrutando, qué es lo que a su parecer no está funcionando bien y sus perspectivas sobre lo que podría implementarse para mejorar la situación.

  1. Hazlo simple

Estar al día sobre la situación de tus empleados durante el home office no tiene porque ser complicado, utilizar aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp o Chat de Skype para tener conversaciones rápidas con tus colaboradores además de hacerlo muy fácil, también puede ayudarte a mostrar el lado espontáneo del área de recursos humanos.

Los empleados se comprometen mucho más con la empresa y sienten mayor confianza con el departamento de recursos humanos cuando sienten que sus líderes comparten muchas de sus situaciones comunes del día a día, como por ejemplo, intentar balancear la vida familiar con el trabajo desde casa, organizar el tiempo y espacio para trabajar sin distracciones, encontrar tiempo necesario para hacer actividades que les permitan mantener la salud física y mental, etc.

  1. Mantén el ojo en la gestión del rendimiento

¿Cómo van tus empleados con sus cargas de trabajo? ¿Están logrando sus objetivos o necesitan apoyo para mantenerse en el camino?

La gestión del rendimiento es más fácil cuando todos trabajan en la misma ubicación, pero cuando se trabaja de forma remota, esto puede complicarse un poco.

Para contrarrestar eso, establece procesos para que los gerentes puedan medir continuamente el progreso de su equipo y ofrecer orientación. Usar un software de gestión de rendimiento o de recursos humanos en la nube significa que las metas y documentos pueden guardarse en un solo lugar y acceder fácilmente, por lo que el home office no será un impedimento para conocer el progreso de cada trabajador y brindarle herramientas que le motiven a mejorar su desempeño diario.

El compromiso de los empleados es una de las partes clave de la gestión de un negocio. Al tomar medidas para garantizar que tu fuerza laboral esté involucrada y que las líneas de comunicación estén abiertas, los gerentes y los empleados podrán interactuar entre sí, mientras se mantiene el negocio en movimiento.

Anímate a incorporar la tecnología en todo esto, utilizando herramientas de videoconferencia y aplicaciones móviles, y comunicándote regularmente con tu gente para asegurar que obtengan el soporte que necesitan en estas circunstancias, recordando que la tecnología dispara la transformación pero son los colaboradores quienes se transforman y estos a la organización cíclicamente.

Si deseas recibir nuestras próximas entradas registrate en el siguiente formulario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *